Press "Enter" to skip to content

Guillermo Laborda: el mercado cree que Macri tiene más chances de ser reelecto

Opinión publicada en La Política Online (LPO).

Un enero alentador en los mercados: el riesgo país cayó de 830 a 666 puntos, el Merval acumula suba de 15% y el BCRA se da el lujo de comprar dólares. Un solo dato dista de ser el ideal: el descenso de la tasa en pesos, el rendimiento de las “Leliq”‘, se está produciendo a un lento ritmo, del orden de los 20 puntos básicos (0,2 puntos porcentuales) por día. El mundo financiero está jugando a favor; la Argentina acompaña. No es que el país súbitamente pasó a ser la vedette de los mercados, sólo va en paralelo al flujo de fondos mundial. Igualmente hay algunas señales que inversores comienzan a considerar en lo político: asignan ahora una mayor probabilidad a que Mauricio Macri sea reelecto en las elecciones presidenciales. Por cada mes de estabilidad en el tipo de cambio, crece entre un punto y dos la imagen presidencial. Es la “golden rule” o regla de oro electoral vigente en la Argentina.

Pero hay una grieta entre los mercados y la economía. El buen clima financiero aún no se traslada a la actividad. El índice de confianza del consumidor medido por la UTDT cayó 8% en enero frente a diciembre. El pesimismo se concentra básicamente en CABA y el conurbano. Otro indicador clave es el que elabora el Ministerio de la Producción y Trabajo, y el Reporte del Trabajo Registrado que difunde cada 30 días con dos meses de retraso. El informe de diciembre por ejemplo, reflejó que en octubre se habían perdido 119.000 puestos de trabajo respecto a octubre de 2017. El recorte en el empleo público fue de 57.000 puestos, algo que el gobierno no difunde para no despertar a gremios estatales. La economía sigue destruyendo puestos de trabajo.

Ahora bien: ¿es posible que un gobierno gane una elección con alta inflación y altas tasas de interés, con la economía y el empleo en baja y con un recorte de más de 2 puntos del PBI en las cuentas públicas? En primer lugar, la apuesta oficial es que desde marzo la economía comienza a repuntar. Siempre tomando en la comparación la actividad con respecto al mes anterior. Si se compara la actividad con igual mes del 2018, va a dar negativo por lo menos hasta el segundo semestre del año. Las tasas de las “Leliq” bajan cuatro puntos por mes. Es decir que para fines de marzo, podrían estar en 46%. Muy altas aún. La inflación mensual seguirá en torno al 2% también para esa fecha.

Lo que puede cambiar el clima es que la economía empieza a generar puestos de trabajo en abril. Y que lo que se defina en las paritarias desde febrero supere a esos datos de inflación. Pero volviendo al interrogante de si un presidente puede ser reelecto en medio de este ajuste inédito en materia fiscal y monetaria, según las encuestas a las que accede el gobierno y a la impresión en mercados, la respuesta es que sí. Puede compararse lo sucedido en 1995 cuando con la economía en descenso, Carlos Menem ganó las presidenciales. En ese entonces, el “voto cuota” (por los créditos hipotecarios obtenidos en los inicios de la Convertibilidad) tuvieron un rol importante en ese resultado. En esta ocasión no existe el “voto cuota” aunque el “voto cuadernos” o el “voto Maduro” (por Venezuela) pueden jugar su rol.

Tecnicismos interesantes y no menores en importancia se conocieron en un almuerzo de economistas en el restaurante Tancat esta semana. ¿Por qué el BCRA interviene con apenas 50 millones por día en la plaza? Si lo hiciera más agresivamente, por el doble de magnitud, podría ganar tiempo en la reducción de las tasas a valores normales y en la contención a la baja del tipo de cambio. Lo mismo sucede con el ancho de la banda de flotación. Las críticas apuntan que es como “la 9 de Julio”, la más ancha del mundo. Dado el interés del BCRA en reducir la inflación, habilitar una suba del tipo de cambio de 10% en banda puede conspirar con ese objetivo. Las apuestas en Tancat: si realmente Macri gana las elecciones, las acciones (Pampa, TGS, Galicia entre otros) pueden tener subas de 35% en dólares este año. Curiosamente YPF está a valores de liquidación y no por el juicio del fondo Burford Capital que es contra el Tesoro Nacional. La petrolera argentina se está reconvirtiendo silenciosamente a eléctrica y ya está en el tercer puesto en el país de generadores. ¿Y la bomba de “Leliq”? Por ahora no preocupa a economistas. Pero de nuevo, la velocidad en la baja de tasas de interés es clave, para desactivar ese proceso.

En el Foro de Davos, el “Lollapalooza” de la economía y las finanzas mundiales, estuvieron presentes el ministro Nicolás Dujovne y el presidente del BCRA, Guido Sandleris. Los números hoy del plan lanzado el 1 de octubre están en línea con lo planeado entonces. La reunión de los funcionarios con el FMI fue un simple trámite. Christine Lagarde sigue de cerca su evolución habida cuenta que el desembolso al país por monto récord y que Argentina se ha convertido en el deudor principal del organismo. No hay margen de error para ambas partes.

El fondo del problema

Atinado informe del “oso”, el influyente ejecutivo de banca privada que se camufla tras ese apodo. En medio de sus vacaciones por el Caribe, envió su tradicional análisis de mercados a clientes. A continuación, los puntos salientes del mismo:

1) Las bolsas en general tienen días estelares a pesar de los balances de las empresas, números muy flojos de China y la continuidad en el “shutdown” norteamericano; a ésto debemos sumarle la novela británica con un final incierto y con la posibilidad de otro referéndum que provoque que no exista el Brexit.

2) El gobierno chino inyectó 83 mil millones de dólares al sistema financiero y al mismo tiempo siguen aumentando el default de empresas locales en sus emisiones en yuanes; el Palladium que es un mineral utilizado en la industria automotriz cruzó la barrera de los u$s 1.400 y acumula una suba del 65% desde agosto.

3) En general el discurso unificado por parte de la mayoría de los bancos y analistas es que este año no habrá más subas de tasas y gracias a ello estamos en modo “Risk ON” (riesgo encendido); hay que disfrutar estos mercados mientras duren y como consejo les sugiero empezar a comprar algunos “puts” (opciones de venta) del S&P a fin de enero.

4) En Brasil parece que las buenas ondas duraron poco y ya empezaron a salir a la luz algunos negocios turbios de la familia presidencial; veremos si el mercado los tiene en consideración o no.

5) En Venezuela Maduro sorprendió a propios y ajenos con su discurso de “Volver al Futuro”; los mercados apuestan al fin del régimen y los bonos en default subieron 50% en dos días.

6) En la Argentina el gobierno festeja haber sobrecumplido las metas fiscales acordadas con el FMI; obviamente el objetivo final es octubre ya que estos logros se han conseguido sin bajar el gasto acompañado de tasas de interés de otro mundo y con una fiebre por los plazos fijos en pesos que ya equivalen a u$s 27 mil millones y con los bancos haciendo un gran negocio de intermediación que seguramente terminará con un pagadiós; la pregunta es cuándo será; mientras tanto sigamos disfrutando; pensar que hace un año emitieron los últimos tres bonos por 9.000 millones de dólares a tasas que hoy parecen increíbles (el de 5 años con un rendimiento de 4,625%; otro a 10 años con un rendimiento de 6% y el último a 30 años con un rendimiento de 6,95%…); esperemos que si logran el objetivo no terminemos igual que en el 2001(con un nuevo megacanje); estamos viviendo es simplemente un reflujo de fondos especulativos que volverán a salir en manada una vez que toquen el timbre porque el fondo del problema sigue siendo el mismo.

Fuente: https://bit.ly/2DSzt2S